Juntos ayudamos a Ucrania. reunimos a las empresas del marketing digital para una misma meta. Haz clic y únete a la campaña.
ANUNCIANTE. ¿Alguien de MyLead te propone una colaboración paga? ¡Podría ser una estafa! Haz clic y comprueba.

Blog

¿Eres un afiliado novato y quieres aprender los conceptos básicos que usamos en el marketing de afiliados? o quizás, ¿ya eres profesional en el área y quieres buscar por la misma calidad de soluciones profesionales? Si estás interesado en las actuales tendencias en el marketing de afiliados, y que está sucediendo en MyLead, estás en el lugar indicado. Te deseamos una agradable lectura.

Las 5 razones más comunes para darse de baja y cómo evitarlas

Support Melisa 2022-02-08 0
 Acaba de dedicar tiempo al contenido y al diseño de tu newsletter, pero después de enviarlo te das cuenta de que algunos de los contactos de tu lista de datos se han dado de baja... ¡Que no cunda el pánico! Además de limpiar tu base de datos y permitir una mejor entregabilidad, las distintas cancelaciones de suscripción te permiten reflexionar sobre las posibles razones por las que tus destinatarios ya no quieren ser contactados. Es el momento de entender, mejorar y progresar para evitar futuras bajas. 

¿Cuál es la tasa de cancelación de la suscripción o baja?


La tasa de cancelación de la suscripción o baja  es el porcentaje de destinatarios que han decidido darse de baja de tu newsletter sobre el número de newsletters  entregados durante tu campaña.

 Con un software profesional para enviar newsletters, puedes acceder, en tiempo real, a los informes estadísticos de tus campañas y seguir atentamente  tus índices de bajas.
Para realizar tus campañas de email marketing debes respetar el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y, por tanto, recoger el consentimiento de tus prospectos y clientes antes de añadirlos a tu lista de correo y enviarles emails. 

Además, en cuanto envíes una campaña, debes incluir un enlace de baja en el contenido del email. Tus destinatarios deben poder optar por no recibir solicitudes de email de ti y darse de baja con éxito si lo desean. La ausencia u ocultación del enlace está prohibida y no es ética.

En ambos casos, si no aplicas la ley, te arriesgas a ser sancionado, pero sobre todo te arriesgas a dañar tu imagen de marca ante tus destinatarios y tu reputación como remitente ante las bandejas de entrada y los ISP. 

01.png
Veamos las principales razones para darse de baja y las posibles soluciones:

1) Frecuencia de envío demasiado alta o demasiado baja


Tus contactos pueden decidir darse de baja cuando les envías demasiados boletines sin darles tiempo a leer y descubrir tus contenidos anteriores. Por lo tanto, si decides tener una frecuencia de envío sostenida, déjalo claro cuando se registren para que sean conscientes de ello desde el principio. En caso contrario, no dude en reducir la frecuencia de tus envíos. Esto te permitirá incluir en tus boletines sólo contenidos realmente cualitativos.
También hay que tener cuidado de enviar lo suficiente. Si no envía suficientes newsletters, tus destinatarios pueden olvidarse de ti. Es posible que no recuerdes tu marca o el motivo por el que te inscribieron. Es especialmente importante que envíes a tus suscriptores al menos una newsletter en las dos semanas siguientes a tu inscripción. A partir de ahí, deberá enviarlos regularmente (mensualmente, quincenalmente, trimestralmente, etc.).
En todos los casos, debes conseguir encontrar el equilibrio adecuado en tu ritmo de comunicación. No envíe demasiadas campañas a riesgo de ser percibido como intrusivo o incluso agresivo, pero envíe las suficientes para mantener tu marca en la mente de tus suscriptores. 

Para remediar este problema, ofrece a tus destinatarios varias frecuencias de envío. Permite que se  ajuste la frecuencia como deseen, ya que algunos contactos sólo quieren reducir la frecuencia y no darse de baja.

2) El contenido de tus newsletters no es interesante


Es muy común que el motivo de la cancelación de la suscripción sea la falta de valor y valor añadido de las newsletters enviadas. Si envías campañas que no aportan nada a tus clientes y prospectos, que son repetitivas y aburridas, ya no intentarán abrir tus mensajes.

Es cierto que la regularidad es esencial para las newsletters, pero ten en cuenta que es mejor elegir la calidad que la cantidad. Es preferible reducir tu frecuencia de envío (sin dejar de ser regular), para ganar en relevancia y tener mensajes más llamativos, más exclusivos y menos repetitivos.

Por lo tanto, segmenta tu lista de emails de forma rigurosa para ofrecer a cada uno de tus contactos un contenido personalizado y relevante. Cuanto más precisa sea la segmentación, más contenido ofrecerás a tus suscriptores que sea importante para ellos. No todos tus destinatarios no se han suscrito a tu boletín por las mismas razones,

Por último, no olvides personalizar tus newsletters insertando los nombres de tus contactos, haciendo referencia a sus hábitos de compra y a su comportamiento, esto te hace más humano y te acerca a tus destinatarios. Ofréceles un contenido único que no puedan encontrar en ningún otro sitio para animarles a leer tu contenido.
 

3) No cumples tus promesas


Tus suscriptores se inscribieron a tu newsletter para recibir un “tipo” de contenido. Si tus contactos te siguen para recibir este contenido, pero no lo proporcionas o dejas de hacerlo, pueden darse de baja rápidamente. 
Por ello, recuerda mantener una pauta clara en tus boletines. Si quieres cambiar el tipo de contenido que envías, informa previamente a tus destinatarios. 
 

4) Tus suscriptores ya no tienen los mismos intereses


A lo largo de nuestra vida, evolucionamos y cambiamos. En consecuencia, nuestros intereses, deseos, problemas o necesidades varían y cambian también. Un tema que te apasionaba hace 1, 2, 3 años puede que ya no te interese lo mismo hoy. Lo mismo ocurre con tus contactos. Es probable que algunos de tus destinatarios ya no sean su objetivo. Así que los productos, servicios y contenidos que ofrece ya no les corresponden. Por ejemplo, los padres que ven crecer a sus hijos ya no recurrirán a las marcas de pañales. Ya no los necesitan. Sus necesidades cambian a medida que sus hijos crecen.
Por último, como ya se ha dicho, el ser humano evoluciona constantemente y su visión de la vida cambia. Algunos contactos deciden darse de baja porque los valores de tu empresa ya no coinciden con los suyos. Una persona completamente adicta a las compras puede ir conociendo el impacto medioambiental y humano de la moda rápida y decidir comprar de forma responsable. Por lo tanto, por mucho contenido que pongas en tus boletines, ya no podrás llegar a esa persona y decidirá darse de baja.

Una vez más, piensa en crear un centro de preferencias para que tus contactos expresen sus nuevos intereses y así poder enviarles contenidos adaptados a sus expectativas.
Sin embargo, para evitar un máximo de desuscripciones, piensa en crear campañas de reenganche. Como primer paso, anime a tus lectores a reanudar la lectura de sus campañas de email cuando sientas que tu nivel de interacción disminuye. Si la primera campaña no tiene el efecto deseado, pídales que actualicen sus intereses en tu centro de preferencias. Esto te permitirá conocer mejor tus expectativas para poder segmentar y orientar mejor tus envíos. A veces basta con un pequeño empujón para reavivar el interés.
 

5) El diseño de tus newsletters es inadecuado


Para destacar entre tus competidores, para diferenciar tus contenidos, mensajes y ofertas, pero también para reforzar tu imagen de marca y tu identidad gráfica, el diseño de tu emailing es un punto crucial. Sin embargo, cuando está mal ejecutado, es obsoleto e inadecuado, el interés de tus contactos por tus campañas de email puede verse afectado.
En efecto, si tus newsletters son ilegibles, antiestéticas o carecen de equilibrio visual, tus campañas pueden no ser agradables de leer. Sus destinatarios pueden dejar de leerle sin importar el contenido que se les envíe.  
Así que use su imaginación para que sus emails sean atractivos e impactantes. Asegúrate de que tu boletín de noticias sea responsive, ya que un email que no se visualiza correctamente se elimina a los 3 segundos. Si este fenómeno se repite con cada boletín enviado, tus destinatarios se darán de baja rápidamente.

Para garantizar la adaptación de tus boletines, independientemente del dispositivo de lectura utilizado, utiliza una solución profesional de email marketing como Mailify. Este tipo de  herramienta suele ofrecer editores de email  intuitivos y numerosas plantillas personalizables para garantizar una visualización receptiva.

Comentarios

Debes estár registrado para dejar un comentario

Este post todavía no tiene comentarios. Sé el primero.

Utilizando MyLead, estás de acuerdo con el uso de las cookies y adaptar mejor el contenido a su comportamiento. Leer acerca de las cookies. Leer acerca de GDPR . CERRAR